Actualidad

Presenta la Fundación Juan Bosch informe sobre seguros.

Presenta la Fundación Juan Bosch informe sobre seguros.

La Fundación Juan Bosch presentó el estudio “¿Seguros de salud o Negocio seguro? Un Análisis del modelo de financiamiento y mercantilización de la salud bajo el régimen de seguros en República Dominicana”.

Este estudio muestra que, a raíz de las reformas de 2001, el financiamiento a la salud se ha convertido en un negocio extraordinario, mientras la población sufre cada vez más precariedades. “Es un modelo centrado en la enfermedad y no en la salud –señalan sus autores- pues cada vez se invierte menos en promoción, prevención y en condiciones de vida digna y saludable para la población. Los inversionistas privados, junto con la clase política, se dieron cuenta de que el verdadero negocio está en que la gente se enferme y vaya a curarse, y no en que esté sana, y hacer de la atención una mercancía en lugar de un derecho”.

El país actualmente gasta en salud un total de 5.8% del PIB al año, pero de este monto el gobierno aporta sólo el 1.4%, en tanto los seguros y el gasto de bolsillo de los hogares representan la mayor parte del financiamiento. Producto de esto, los centros públicos se deterioran más y más, en tanto las ARS privadas –que capturan los aportes mensuales obligatorios tanto de empleadores como de trabajadores -  han manejado en diez años más de 168 mil millones de pesos, y se han apropiado de más de 24 mil millones (519 millones de dólares), que dejan de ser invertidos en la salud de la población, por lo que –consideran- son entidades sumamente ineficientes y onerosas para el país.

Por su lado, las ARS públicas, tanto en el régimen contributivo como en el subsidiado, también transfieren cada vez más recursos a los centros privados de atención, con lo que se ha ido agravando un círculo vicioso que lleva a la crisis de todo el sistema público de salud.

La investigación, realizada por Matías Bosch Carcuro y  Airon Fernández Gil, demuestra con datos estadísticos que “en República Dominicana se instauró un modelo de salud y protección social basado en el aseguramiento, esencialmente neoliberal, que sistemáticamente desfinancia al sector público y lo relega a un papel residual y caritativo, con recursos cada vez más bajos que lo ponen al borde del colapso. Por su parte, la población recibe atención de salud según el tipo de seguro que tenga y el dinero que pueda pagar, por lo que es un sistema clasista y discriminador, y, por tanto, injusto y violatorio de la Constitución”. 

La actividad fue realizada el 29 de noviembre de 2017, en la Sala Aída Cartagena Portolatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, a las 7: 00 p.m. El informe fue entregado gratuitamente a todos los asistentes.

ENLACE PARA SU DESCARGA