VIDEOS

Entrevista a Matías Bosch y Airon Fernández en el programa "Enfoque Matinal".

Abril 3, 2017

Fundación Juan Bosch señala que aumento de 20% a salarios mínimos es lo básico que se podía pedir, y que el sector patronal no tiene motivos para protestar, ya que cada vez ganan más. Aumento realmente justo hubiese sido un 53%.

Basándose en la caída de un 18% de la capacidad de compra de los salarios de los trabajadores y de un incremento de la productividad del trabajo de un 51% entre 1999 y 2017, en el estudio de la Fundación Juan Bosch titulado RADIOGRAFÍA DEL TRABAJO ¿Trabajos dignos o empleos chatarras?, elaborado el cientista social Matías Bosch y el economista Airon Fernández,se señala que un aumento justo a los salarios mínimos debió haber sido de un 53%;esto es para compensar  a los trabajadores  por el deterioro del salario real y también retribuirlos por un tercio (1/3) del incremento de su productividad. En tal sentido, los representantes del gran empresariado deberían estar satisfechos porque, en realidad, más bien salieron ganando del reajuste aprobado. Visto así, su molestia no tiene razón de ser.

Por estos motivos, la Fundación Juan Bosch afirma que el aumento aprobado en el Comité Nacional de Salarios, de un 20%, es lo básico que se podía pedir, y ayuda a los trabajadores dominicanos a apenas rozar el ingreso real que tenían en 1999, es decir hace 18 años. Si a eso se le suma que los trabajadores han estado produciendo cada vez más, con un ingreso cada vez menor, el aumento realmente justo debió ser de un 53% y en ese sentido los representantes del gran empresariado no deberían comportarse con intransigencia ni molestia ante un reajuste, a su parecer, menos que modesto. Visto así, la situación de los trabajadores se mantiene estancada en la condición de sobrevivencia.